Políticas de Sostenibilidad

La Reserva Natural Zafra se sustenta en principios de vida en un entorno saludable, en la producción agroecológica y permacultural, en la conservación de la vida y de la naturaleza y en las relaciones sociales y comunitarias con equidad.

Desarrollamos las actividades turísticas en función de la contemplación y el respeto por el entorno natural, la conservación de fauna, flora local y de los recursos hídricos; en el propósito de permitir su disfrute a las generaciones futuras y derivar el sustento de los propietarios y de los colaboradores. Promovemos objetivos de conservación, realizamos proyectos de restauración ecológica y adelantamos acciones de capacitación para la sensibilización ambiental, mediante la participación comprometida en redes de operadores turísticos, ambientales, y organizaciones sociales con los que encontramos intereses comunes.

Nuestro proyecto se sustenta en la naturaleza, de la cual hacemos parte, por ello su permanencia en condiciones de sustentabilidad, garantiza el entorno ideal para ofrecer actividades turísticas, pero principalmente un espacio de vida en armonía, con la posibilidad de disfrutar, aprender y compartir lo que somos y hacemos. Nuestro compromiso se centra en garantizar un ambiente sano, para habitar en condiciones de bienestar, alegría y confort; crear relaciones de intercambio productivo y económico justo con los pobladores de la zona, nuestros principales proveedores y con aquellos a quienes brindamos nuestros servicios. Promovemos la valoración de la diversidad y de la riqueza cultural de los habitantes de nuestro Municipio y de la Región y contribuimos a las interacciones que en ella se tejen. Rechazamos por ello, cualquier práctica que atropelle la dignidad humana y lesione la vida animal. Nos oponemos a cualquier tipo de discriminación y al maltrato o abuso a los niños, niñas y adolescentes.

Son nuestros referentes y nos impulsan permanentemente: el patrimonio natural, porque en nuestra Reserva se expresa e interactúa cotidianamente y nos da ejemplo de la necesaria convivencia; el patrimonio cultural material e inmaterial , que nos da elementos que nutren el conocimiento de la región, nuestra identidad y permiten la recreación de la memoria colectiva; los pobladores, campesinos nativos y neo rurales, que aportan desde sus múltiples conocimientos, vivencias y experiencias; las instituciones de apoyo, con el reconocimiento y valoración de nuestro proceso de interacción respetuosa con el ambiente como experiencia significativa en la región; nuestros visitantes que nos impulsan a fortalecer cada día la oferta de servicios para el disfrute en entorno de naturaleza. En la reserva se conjuga una asociación de sueños, esfuerzos, dinamismo, respeto por el entorno y aprecio por las personas, interés solidario con los colaboradores y alegría por el buen sentir de los visitantes.

Nos comprometemos a fortalecer la oferta de experiencias para los visitantes, garantizar excelente calidad en los servicios, acompañamiento informado en los diferentes momentos de la estadía en la Reserva y a trabajar permanentemente por el bienestar del entorno natural, de los habitantes propios y de los visitantes